sábado, 23 de mayo de 2015

PALIMPSESTO



Borraste tus dibujos infantiles,
las sencillas canciones
escritas en cuartetas

con rimas vanas,
los besos en potencia, nunca en acto,
los sueños poco hechos
velados con paciencia
en ciegas soledades,


y vuelves a empezar

aunque las huellas se resisten al olvido
y van marcando, te traicionan,
estos otros trazos que sueñas vírgenes,


y vuelves a empezar.

Escribes sobre la nada
que ingenuamente tú te has fabricado.
Todos tus días son palimpsesto.



 

viernes, 22 de mayo de 2015

SEMBRADO AL PIE DE MI CIRUELO



Un sueño blanco
dispuesto a ser escrito
sobre su savia.


Entre sus hojas
el tiempo se detiene
en el jardín.


Flor del ciruelo.
Su sombra entre mis manos.
No hay más mundo.


.

domingo, 17 de mayo de 2015

ESCRITOS CON H


Hay muchos mundos sin perfiles
por los hondos rincones del jardín.
Lo invisible se deja acariciar

por los brotes que anima
la savia de la higuera
ajena a nuestros ojos.


Hay montañas de intocables
ocultos tras los nuevos hormigueros,
apartados de lo que es primavera
en nuestras manos.


Hay en la huerta
hábitos de silencio alimentando
lo indecible
en nuestras bocas.


Hasta hoy, las palabras en su hálito
se deshacen.




 

miércoles, 13 de mayo de 2015

PIEDRA POR LEVANTAR


Encima: el desafío
del primer sol
dando forma provisional

a tus anhelos,


el impulso de la brisa
removiendo el polvo
bajo tus pies,


la caricia del agua,
-rocío aún transparente-
que te diseña el mapa
del tesoro,


¿qué te encuentras debajo
al levantar la piedra?



 

miércoles, 6 de mayo de 2015

AMNESIA


Un nombre,
que tuvo vocación de cántaro,
envejece con muchos agujeros
por donde se pierde el agua.


Un número
que abrazó montañas
y que hoy no llega
para contar mariposas.


Los dos
en su blanco más cruel.



viernes, 1 de mayo de 2015

PÁJARO SOLITARIO


En lo más alto
de alejada montaña


-donde el cielo le toca
le desnombra el silencio-


halló una cueva,
-virgen de humana imagen-
donde meterse


y a penas en cuclillas,
cual en seno materno,
vivir en paz
sin que nadie acompañe.


Tan sólo unas hormigas
van haciéndole hueco
en la nada.


Los labios saca al aire,
la lengua en sed dispuesta,
los ojos contemplando
el huir de las nubes
que sin agua le dejan.


Y mientras se acaricia
los pies descalzos
sigue escribiendo
lo que suavemente
ha cantado:


¡Oh dichosa ventura!....


.

lunes, 27 de abril de 2015

UNA VIDA SE RECONOCE...


Una vida se reconoce
en el fluir de las estaciones de un año
un año en el dibujo
que han dejado los meses
un mes en la arquitectura...

de sus cuatro semanas
una semana en los sones
que repiten los días
un día en cuanto escriben
de sus afanes las horas
una hora en los silencios
que marcan una vida
la vida toda
en el espejo de este instante
cuando desaparece.



.